Rasgos

Todo ha iniciado como el día del sol
Cuando el cabello dejo de serlo
Cuando las rosas se marchitaban por si
Y mi razón, no sabía de ella.

Las cosas están peor, y pueden volverse aun más
Comenzamos a darnos cuenta que el amor conocemos bien
Que las tardes suelen ser buenas para algunos
Que la noche es espantosa para otros
Y que mostramos una edad que no aparentamos.

Nuestros pies tienen un plan
Que la vida gira 42 grados y nos hace pedazos
Y tal vez hoy será mi última noche.

Mi deseo, no lo sé, tal vez sería conocerte
Pero si es demasiado tarde, entonces
Sería mejor no hacerlo, y quedarme así
Porque hay amores que no son amores
Algunos ni son ilusión pasajera
Simplemente un deseo ocurrente,
Entonces sería mejor dejar las cosas así e irme con lo que he vivido.

La oscuridad duele en los ojos


Mi Vida se ha vuelto una locura
Entre lo que soy y lo que hago
Cuando subo y cuando me detengo
Entre lo que persigo y lo que pierdo
Cuando estoy contigo y sin ti.

¿Y esta es otra noche mas que se acaba?

Esta es otra noche donde lo veo delante de mis ojos
Donde la lucha es por la habitación de mi corazón,
Es otro momento donde me voy quedando sin fuerzas
y son mis pulmones los que se ahogan
Y es tu voz la que canta y me dice: esfuérzate.

Me recuerdas en todas mis mañanas cuando abro mis ojos lentos
Me encuentras en todas mis adversidades, esas que dan ganas de rendirse
Me ves en la oscuridad, en mi corazón mojado.

¿Quién queda ahora en mi propia desesperación agónica?
Ha pasado tiempo, han desaparecido personas, lugares
El mundo se ha hundido en su propio fuego
Y yo con mis propios recuerdos, pero tú estas presente.

No sabía que el dolor podía ser tan fuerte como el hambre, como un sol violento
No sabía tampoco que tenía el valor guardado en el fondo de mi interior.
Aún estoy viviendo por el aire que me regalas
Aún estoy corriendo en mis luchas, en mis pesadillas
Aún tengo la cicatriz en mi cuerpo de tu amor a mi.

El dolor es fuerte, 
Pero los ojos de amigo son mucho más fuertes. 
Es por eso que aún resisto contigo.

Somos milagros, no volvemos a lo que éramos. Somos milagros, y esto no ha terminado. No estamos solos. Alguien, a quién estas formando con pruebas para sacar lo mejor de él confia en ti, con ojos manchados, con bolsillos rotos, con el cuerpo flaqueando, con Saturno esperándote, con la caja llena de letras, pero tu amor, tu amor es una sinfonía que invita siempre a no desmayar. "Muy débiles son sus esperanza: han puesto su confianza en una telaraña" Job 8:14.