Jaula de Leones (Segunda Parte).

Tenemos poco tiempo para conocer nuestro alrededor. Uno de esos momentos, de manera fortuita, o de manera programada me llegas al corazón, desde entonces te empieza a importar la otra persona. Uno no se da cuenta de ciertas cosas, la vida que uno va llevando es distraída por los golpes fuertes que ella misma te da, y en lo que prestamos nuestra atención para no recibir otro más certero. Tratamos de cuidarnos hasta donde más podemos, intentamos que no nos lastimen, y quizás en ese pentagrama nos escondemos como silencio.

Ella, al igual de silenciosa y de bajo perfil como quien escribe en estos momentos, padecemos de una vida sincronizada en motivaciones que pasan por la lectura, por mirar el entorno en que fuimos llevados, pero por sobre todas las cosas, el tratar de encontrarle un sentido real a lo que tenemos dentro. La soledad nos unió, y nos acompaño por algunos tiempos prologados, pero no en el casi siempre.

No he sabido hasta donde han llegado mis pocas palabras, ni mis letras escritas desde esa computadora. He sentido y así han viajado hasta vos. Estoy hecho del arte de sentir, que de otra arte. Pensé que no volvería a transitar por aquí, pero ya ves Luisa, tus letras son importantes como para dejarlas ir. Tu vida importa en el cielo y acá en la tierra, y lo que concierne a este chico, le produces una sonrisa bien extraña.
¿Te acuerdas la noche en que me levantaste? 
Bueno, volviste hacer lo mismo, solo que esta vez me despertarte, y sonreí sin saber porque.
La guerra no termina para nosotros. La melancolía de la felicidad de estar triste, el abrazo en la distancia de levantarse por saber quién eres, la jaula de leones no mato a ninguno de los dos, y eso es lo mejor para ambos.

En La Orilla De La Playa

-No pensé mucho, pero llegue en la orilla de la playa.

El atardecer está romántico, igual que la transparencia de tus ojos. se siente bien estar aquí, se siente bien creer que puedo estar aquí, en esta orilla con sabor a café. es cierto, he cambiado la manera en como se ven las cosas, pero no he podido dejar de ser yo, y en realidad eso es lo mejor de todo esto. no se porque aun no estas aquí, pero de verdad que pienso en ti.  quiero encontrarte en uno de mis descuidos, y estupideces, en una de esas feas y tontas caídas, no se pero también abro la posibilidad a que tu me encuentres primero que yo. solo te escribo porque en verdad, logre pensar que te había perdido, que no volverías aparecer en mi cabeza, pero estas presente, sobre todo en esos momentos cuando siento que el corazón ha sido desconectado de mis pensamientos. es un alivio volverte a mirar de cerca, y sentir que estas aquí. es una ilusión más centrada que la de hace años, cuando corría desesperadamente como si el mundo se acabara. solo digo que estoy mejor ahora, y creo concientemente que me preparo para tu llegada. 
estoy, mejor que ayer, quiero que lo sepas.

El duro pesar

Y la historia va, con o sin sonrisa. Con o sin personas, sin amigos, sin dinero, sin aliento.Ella va hacia su final.

Llego el duro pesar. llanto, lagrimas, es una dura vida.

La vida cambio, y el corazón allí tan valiente como siempre. Creo que hoy llegue a donde debía. A estar en la punta del huracán, Ben. Es curioso, los halagos van acompañados de los aplausos, y las derrotas de grandes silencios como aquella tristeza. 

Todo inicio en enero, desde entonces no me he sacudido del todo. pensándolo bien, sé que nada ha terminado. he pretendido dar un respiro, pero que va, no hay forma de hacerlo. una vez iniciado el huracán, Ben, no hay algo que lo detenga. No he conocido alguien con tanto valor, fuerza, coraje, que termine una tormenta que ya inicio.

¿Quién descansa cuando está en las alturas de la guerra? 
¿Quién hace siesta cuando lo golpean?

He dado vueltas mientras el frío cubre mi espalda. la necesidad se ha hecho fuerte, y cada uno la vive intensa, pasiva, o intermedia. nadie podria aguantar el frío que soporto yo, aun si alguno decidiera acompañarme en la tormenta a mi lado, aun así los dos soportamos el mismo frió, pero no de la misma manera. hay ciertos latidos que parecen tragedia, que llevan al suelo. entonces, ¿que estoy haciendo? No lo sé. Entonces, a veces la vida no tiene sentido. La guerra por sobrevivir, el dolor por permanecer, el sufrimiento, el amor . .. 

Me di cuenta de que una gran parte de personas nacen huérfanos por dentro. uno se da cuenta de que las grietas pueden seguir sin reparo alguno. Alguien por accidente te empuja al precipicio. Queda uno quebrado del alma. Y cada detalle sale al aire cuando uno va por esta parte de la historia. cuando uno se da cuenta de que se esta perdiendo, uno lo siente, pero no lo dice. uno lo calla. La gente no escucha este tipo de historia. ¿Los amigos? a veces son palabras de alientos.

¿Quién podria entender tales pensamientos?

Lagrimas de los santos. muchos estamos viviendo cosas que no pensamos vivir, pero las vivimos. últimamente, hay mucho santo suelto. no dan oportunidad a que los pecadores extiendan sus sucias manos. Alguien esta leyendo esto que he escrito, alguien lee mi vida, y no pone caras, no se va, no se marcha, simplemente está cuando en estos momentos, no estoy para mi.

¿Quién llevara el hermano a casa?

Continuara.