Corazón Roto

El sol se duerme
Quede en la orilla como piedra solitaria
Quede fuera de los llegan lejos
Quede como me trajeron a este mundo
Un mundo que trae más dolor que vida

Todo se ha salido de la cadena
Intentar detener todo esto, irónico
Se ve como tormenta
Se lee como una odisea
 No puedo creer, en que momento fue
Ahora me vuelto solitario
Solo contra este mundo que apura y no espera.

Nadie acompaña cuando estás en el lugar de ruinas
Nadie acompaña cuando el alma ha desfallecido
Nadie acompaña cuando estás tan vació por dentro
Pero así somos, así está hecho este miércoles.

Que difícil es creer cuando esta la tormenta
Cuando los vientos acaban con la paciencia.
El corazón late más fuerte cuando está roto
Cuando las lagrimas están al aire sin rumbo.

¿Y que hago si mi mente no brinda una salida?
¿Y que hago si mi  espíritu está debilitado por la agonía?
Nadie responde a mi silencio, ni a mi histeria depresiva
¿Quién me conduce hasta Jesús, pa´ ver si puede hacer algo por mi?
¿Que amigo queda, o que desconocido haría algo bueno hoy por mi?

Aun no me he ido, pero creo que ya lo hice.


Dos Corazones

No tendríamos tanto si Dios no dispone. no tendríamos esto, si no nos hubiéramos dispuesto a conocernos. Bueno, creo que en eso ha consistido esta amistad: "en distinguir y conocer". en ver que esos detalles negros se pueden aclarar solo si se estamos juntos y unidos. La vida dilata algunos acontecimientos importantes en cada quien. Son muchas cosas las que debemos vivir y pensar en cada uno de ellas, nos puede quitar la razón.  Cruzar el semáforo, hacer la tesis, editar vídeos, y responder ante las preguntas de las personas. Seguir, soñar, levantarse, no querer ir más a ese lugar. Saludar, sonreír cancelas las cuentas, callar. En fin hacemos mucho durante nuestros días. Yo acá de este lado del calor y vos allá del lado del frío. Diferentes tonos, colores, sabores, personas, gustos y demás. En medio de esa congestión de responsabilidades uno aun cree en la amistad, aun sabiendo que está arriesgando algo dentro de sí: “El Corazón” que no es más que sentimientos, que emociones, una gran parte de lo que somos y con ello el tiempo; un tiempo valioso, un tiempo eternal.

Este es el caso de una amistad que se puede dilatar, que se puede romper, que se puede alejar, que se puede abrazar, que se puede perdonar, que se puede hacer mil cosas, aunque se demore. Se demora porque a veces se grita en silencio mientras el otro responde; se demora en llegar el abrazo para aquella noche que es fría en ese cuarto; se demora para sentir. Arigato, gracias por sentir aunque algunas veces no nos hagamos sentir hacia el otro. Comprender eso, es comprender que cada uno de los sentimientos arrojados en ella, la amistad, tiene valores no calculados para el corazón. Esta amistad de un modo diferente a las demás, lleva su tiempo y debe tomárselo; total  uno no habla de corazón a corazón tan abiertamente y con la libertad que existe con cualquiera. He aprendido a mirar de lejos tu fragilidad; a escucharte sin prisa; a leerte aunque algunas veces yo estoy más lejos que luna, y más perdido que la madre de Haku. He aprendido a calmar la rapidez que le exijo a mis resultados.

Obviamos sentimientos y los señalamos. Uno no debería dejar entrar gente a la vida sin visa, uno no debería dejarla pasar y que se lleve todo de nosotros. Porque uno quiere, uno hasta en el peor de los casos llega amar con mucha fuerza; y seria un imperfecto estado tener que olvidar, sanar heridas que esa persona dejo por no saber cuidar lo que se brindo, sería un perfecto desastre odiar a alguien que un día uno le entrego un sentimiento. Por eso creo que uno debe saber a quién le entrega algo que llama amistad. Al final creo que uno termina descubriéndose con la sabana de la amistad y en algunos episodios no sabemos mucho de lo que somos capaces de hacer por ella.

Gracias por el esfuerzo de viajar muchos kilómetros de la fría Bogotá hasta la caliente y por estos días de brisa, mi Barranquilla. Gracias por venir a conocer al pingüino, gracias por quererme, pingüina osita. 

Lineas y Danna


No es sencillo tropezarse con alguien y compartirle su mundo. Pero nos decidimos y encontramos en El, un mundo.
Escribir de ti, es escribir un poco de mi soledad compartida, de un silencio automático y es algo así como definir que el amor se toma su tiempo. Estos casi 23 meses ha sido un calendario bastante increíble, increíble porque uno nunca sabe quién te va a comprender; quién te va sostener de un lluvia lisiada, de un tormento amoroso, en definitivas creo que ha sido y es un abrigo diferente.

Danna es la sensación de no cambiar lo que soy y en lo que me he convertido, no tengo que cambiar de camiseta, ni de careta, ni ser títere de nadie, simplemente sigo en lo que estoy pensando, en lo que estoy creyendo, es saber que te sentaras al lado y yo seguiré hablando en silencio y tu lo vas a comprender; entonces debo decir que eso me encanta de vos; me encanta saber que sigo siendo yo, y siempre yo. Has sabido aceptarme y eso en esta amistad es de gran valor. Ver que aceptas a las personas por lo que son, por su alma, por su corazón, no por lo que tengan, ni por lo que perdieron en aquella guerra. Me gusta cuando te ausentas, y te tomas tu tiempo a solas, y regresas luego con tu propia historia, con tu propia herida, a veces con algodón y otras con sangre que duelen. Me gusta tu sinceridad, esa que es como un estornudo que sale afuera, que no lo dejas perder, pero aun entrando mas en esa sinceridad, saber que esa tiene verdad, y la verdad tiene cosas que molestan, que irritan un rato, que sacan de quicio, pero a fin de cuentas es la verdad, y aunque algunas de esas circunstancias es un deber no te detienes ante eso: "lo dices y lo dices bien".

¿La pregunta cómo te veo en el futuro?
Es una pregunta de ideas y no de letras. El futuro es incierto y concreto, eso algo no definido; pero por lo que leo, por lo que veo, por lo que te escuchó y demás constelaciones reunidas, te veo pintando la luna siendo feliz J te veo escribiendo capítulos para un portal en la red, te veo algo ejecutiva con cierto aire liberal. Te veo queriendo a medida. Pero te veo recuperándote, gritando en la montaña rusa; porque uno se recupera de uno mismo. Uno sea estúpidamente o no, uno vuelve amar y a querer, a perdonar aunque eso nos lleve unos calendarios.

Danna no tiene apodo, tampoco un nick en mi mundo y en Saturno, y eso pasa porque no tienes alguna etiqueta definida. Eres amistad plantada, Eres de esas personas que pueden entrar cuando se le da la gana y con ese mismo antojo largarse a dormir. Danna es sencillamente mi hermana. Con la que uno puede seguir soñando para aventurarse, aun si se cae y con ese mismo impulso volver a levantarse. Sos un irritable y ameno sueño despierto, donde el alma tiene los ojos. Eres cariñosa, y bueno digamos que yo no soy El más cariñoso posible, y tampoco el que siempre deje recibir cariño; pero lo eres. Esta es una excusa perfectamente imperfecta para escribir te quiero.

Quede estático por un rato, y no recuerdo alguna pelea, o discusión con vos; no recuerdo que me fuera por algo parecido;  no se es extraño, digamos que se dé cierto modo se cómo eres, y digamos que es algo que pasa de ida y vuelta. Pero supongo que debo rellenar este espacio en blanco quizás diría, que podrías decir algo mas cuando estas de muerte lenta, y aunque sé que lo dices, lo mencionas, no hablas en sí de ello; es como obviar el problema, la descorazonada, y aunque a veces lo sé y lo sabes, no se habla de ello. Es como tomarnos unas smirnoff por el problema, por la herida pero sin saber que onda con la herida. Creo que eso sería el dilema de alguna molestia pero tampoco lo es así.

Recuerda pintar la luna porque debes ser feliz.