27 de febrero de 2008

"Después" . . . Siempre después. esa era mi corta respuesta, para tomarme una foto con vos. El 27 de febrero del 2008 se dio el milagro de la foto, y aunque estaba molesto, lo lograste :)
Que bien es verte bien. Correr, frenar, caerte, tomar aire, respirar, tomar impulso y continuar tu carrera. Que bien es creer bajo todas las circunstancias no dadas que tu Dios es el mio, que tu padre es el mio, que tu amigo también es el mio. Apuesto que eso ha sido lo mejor que he podido ver y conocer de ti.
Sin volverme sentimental y llegar a ser tonto, te escribo. y a escribir verdad, siete años. Siete años de una buena amistad con todos sus tiempos, pausas, derroches, silencios, palabras, letras, risas, canciones, unidad . . . Seguro que puedo escribir un capitulo de las tantas historias que tenemos, no alcanzaría. Seguro encontrare historias que ahora dan risa, otras llanto, pero que bien que me has aguantado. Gracias por buscarme cuando me pierdo, cuando solo quiero aterrizar en mi iglu. Que bueno fue que me enseñaras eso del #Abracito. Eso no se ha olvidado, eso me ha servido tanto, que no sé que seria yo, sin haberlo aprendido. me ha librado de goteras, de buen llanto sin paraguas.
Hoy hemos crecido, y quizás vamos un poco de prisa, pero se puede frenar. Estoy feliz por vos, Piba. El cariño aguanta con el pasar de los años, y la confianza sigue intacta como mis letras. Te quiero.

0 comentarios: