Este capitulo se llama: "Soledad" (I Parte)

¿Salvados? ¿Salvados en un mundo oscuro, perdido y dolido?
Las palabras: dolor, depresión, silencio, abandono, muerte tienen su propio significado en nuestra vida, ¿y cómo escapar de eso? Nos hablan de fe, de esperanza y de esperar, pero aquí entre nos, ¿acaso no hemos hecho lo anterior, aun creyendo y no creyendo?


Este capítulo se llama: “Soledad”. Cada uno define esa palabra, ese concepto, esos momentos, tiempo, espacio, de modo parecido pero no igual. A la larga cada uno, en lo particular, tiene y posee un corazón diferente; unos más resistentes, más blindados, más protegidos, o menos. Unos soportan más que otros, pero lo real es que de algún modo todo   padecemos, sufrimos, y tenemos una herida. Todos, absolutamente todos, tenemos una herida, ya sea que este abierta, cerrada, cicatrizada, o en medio de sangre, pero tenemos algo. Lo que sigue en letras, es un pedacito de esas veces en que no sabes que decir, ni que palabra pronunciar, solo existen letras que son traducidas en esos momentos. Creo que ha sido de los mejores regalos que mi padre me ha dado: la dicha de escribir -aunque a veces odie hacerlo-.

Mi gran isla de vida
Mi castillo rebelde
Mil noches con textos
Unos pequeños rostros y gotas de quebranto
Frágil en la corriente de este gran río, más no débil.

Ventilador automático, y ella duerme como de costumbre
Allí estoy, así está el silencio y Él.
Mi pregunta, ya conoció respuesta
Saturno será mi hogar, pero no lo es hoy.

Cientos de nubes pasan y yo aún no sé volar
Con herida y sin ganas debo intentar vivir.
Años de contradicción y aquel camino es de a pie con mis piernas torcidas
Muchas son las ansias y deseos de volar ya, pero el camino nunca termina

Recuerdo cada noche con la soledad
El nombre que obtuve
La lista de mis errores para no impresionarte
Mi sufrimiento como memoria
El Duro golpe a cambiar mi fe
Y aunque este mundo no me trata bien, ni me conoce,
Tú conoces bien mi desobediencia
Pero, Tú vienes corriendo hacia a mí en mi oscuridad
Porque decidiste tenerme como hijo.

Un te amo con tiempo

No es la primera vez que me hacen la misma pregunta. Es algo recurrente cuando ven sus fotos en mis perfiles sociales. Y es mucho más, si no me conocen. Sería normal escribir de alguien que me gusta, o esté interesado, pero escribir de alguien que no conoces, es algo diferente, y ¿qué les puedo escribir a ustedes como respuesta?

Puede verse como una locura, o quizás solo sea imaginación,  una gran imaginación sin ataduras; seguro se puede leer o ver como una exageración de romanticismo, al final eso es romanticismo: una exageración. Y tal vez, solo tal vez puede que tengan razón pero, no la tienen. 

Yo nací así, y así he vivido, y así aprendí a vivir, a sentir, a lamentar, a olvidar, a sangrar. Camino y encuentro motivos, me detengo y me molesto con algunas ideas humanas de amor. No hablo de una historia romántica, hablo de algo; algo mejor que eso. Yo he estado escribiéndole desde hace tres años,  y creo que mi memoria esta de testigo. No quiero una casa, quiero un hogar. No quiero una modelo, quiero una mujer. No quiero una cocinera, quiero su corazón.  Quiero unos hijos: "Haku, Emi y Kenjy", y si, tal vez me dirás que si veo mucho anime, manga, y cosas así y la respuesta es no, no veo eso. Yo veo otras cosas, empezando con que soy un milagro, y los milagros se comportan diferentes. Así que soy un milagro que pide milagros,  pide cosas pero más que eso, algo que no se ve. Digamos que corazones transformados mas no perfectos en un mundo que aprieta en todo, y sobre todo en estos temas del amor.

Me gusta como soy, me gusta escribirle a ella, mi esposa, y también me encanta pensar en ese trió de chicos: "Haku, Emi y Kenjy". Es un sueño, es mas que un deseo, es un trayecto, es algo que se me sale de las manos, es algo que sube y se mantiene como ella, algo indescifrable, algo único. La amo sin verla, porque me ha enseñado a crecer, a creer en ella, a creer en el amor, y creer en el amor es algo extraño, es algo que no se escribir. Pero el amor hacia ella tiene inició,  origen, y eso comenzó en el momento en que descubrí que podía abrazar, dar, esperar, en otras letras: "Amar". Pero eso es un proceso continuo de experiencias desastrosas que hacen ver lo peor de mí y hacen ver manos que no veías que te levantan,  entonces allí, amas. Amas aceptar que debes aceptar el error y a la vez la mano que te levanta, sin factura a cambio.

Aún por momentos siento que se tarda. A veces pienso que la he visto en otros ojos y luego me doy cuenta que no es ella. La amo porque me hace hablar largos minutos con su padre, y mi suegro. Me hace prometerle y hacerme ver que es lo que quiero, para que la quiero, pero siempre me voy pensando en que no merezco tal sueño,  aun así, Él me dice que a ella le pasa lo mismo.


Yo terminó de escribir, tampoco es que les quiera contar todo, pero siempre llegan preguntas de Haku, Emi y ahora Kenjy. Solo les comparto esto porque hay algunos que dejaron de creer en el amor, en el padre del amor, que endurecieron su corazón,  brindaron su corazón porque no quieren ser lastimados y saben que es válido esa posición,  pero solo por un tiempo, algún día alguien llegara y tendrás que abrir la puerta del corazón,  así como me pasó con Jesús.  Tarde o temprano, deben liberarse.

Polly y la bella Mely.

No sé, pero a veces sentís que la vida está por terminar, y creo que exageramos una sensación,  un sentimiento,  una circunstancia o problema, aunque tal vez pueda ser cierto. En mi caso, solo sentía algo pasajero que llame: "Vació territorial"; que no es el hecho de sentirme solo.
Una de esas noches, era viernes y yo estaba en algún lado de la ciudad. Escuchaba, veía, dos chicas nuevas para mis ojos, y varios chicos hablando de. .. Yo estaba en una reunión social, celebrando un grado. De vez en cuando es bueno hacer ese tipo de incursiones. Ese momento después supe que me estaba tropezando con el cielo. Un trocito de cielo en tierra. Alguien de allá arriba me escucho el pensamiento y decidió que era momento de tropezarme con Polly y la bella Mely. Si me hubiera preguntado, si quería conocer a dos chicas, mi respuesta sería no. Si me hubieran preguntado si deseaba pasar tiempo con niñas love, mi respuesta seguiría siendo la misma, Si me hubieran escrito solicitando mi amistad,  la respuesta seguiría siendo la misma. Pero no preguntaron, no me consultaron, ni me escribieron de allá arriba. Esa noche el cielo fue generoso con un chico que pasaba por un vació territorial, con un pinguino que tenia calor, con alguien que no estaba pidiendo un regalo, un abrazo, una sonrisa, unas choco aventuras, ni nada parecido.

Nunca sé quien me hará reír, ni se quien iluminará el sendero. No sabía que existía Polly, tampoco una bella Mely. Somos mucha gente en este globo, que uno no se da a la tarea de pensar en quien me encontraré,  ni a quien voy a conocer mañana.  El cielo no se equívoca,  como me equivoqué yo, si me hubieran preguntado. Las etiquetas solo han servido  para crear estigmas erróneos de personas, lugares, y cosas que no conocemos. Polly y la bella Mely, son love, son nuevas en mis noches silenciosas,  en mis tardes musicales. Esto es una excusa, un pretexto para escribir de dos niñas que intentan estar al lado de un pinguino que ama el cielo igual que ellas. Y mi vacio territorial lo dejo para después,  hoy es viernes.