Letras que piden mas letras


No puedo escribir otra cosa que no sea realidad, que no sea verdad, que mis ojos no hayan visto, que mis oídos escuchado. Estoy contento porque a pesar de muchos momentos fríos, silencios, agónicos, alegres,  nunca escape a lo que realmente siempre he sido: Un escritor sin fin, Alguien que siempre está dispuesto a empuñar sus dedos para dibujar letras en las peores circunstancias de vida, en los valles mojados de agua en mis ojos, en los globos que se me escapan y se los lleva el viento y terminan en la sonrisa de la madre de Haku.

Sin duda alguna, logre publicarles una gran parte de mis historias, de mis aventuras, de mis episodios cardíacos  deliriosos, oxigenados y de mis pinguinadas. Gracias por frenar su agenda y leer mis dibujos de letras e imagen. Gracias por ser ese grupo visible que siempre pide más de mí, de mis letras que no son mías sino de aquel que me dio alas pa´ vivir. Dios bendiga sus ojitos y su vista, así de igual forma su caminar, porque en medio de todo esto, van conociendo algo de este pingüino-escritor primerizo, donde me retan a seguir esta aventura que no tiene fin. Sé que de algún modo aprenden, y en otras quedan confundidos, aun así, siguen atentos a mis publicaciones.

Sin proponerme un camino en esto, este año logramos llegar a algunos puntos interesantes, logramos 61 Post, un número nada despreciable en mi lucha con el arte de sentir y escribir. En Más cerca que nunca” (este Bloog) logramos publicar 31 post y de los más visitados esta: Se oscureció la noche,  Pinta la luna porque debes ser feliz,  La niña que me recuerda alguien, Muerte para vivir, Ilusión, Algo así como vos y yo, Una lagrima, Descontrol, Silencio Misterioso , donde logramos llegar a unas 1230 visitas. 

en  el "Venti Seis" (http://benjybula.wordpress.com/)  logramos publicar 36 Post, donde se destacaron: Sueño de morir, Pingüino, Enfermedad Silenciosa, Ratos con el Silencio, Regresar a ti, La chica tiernecita, De Blanco,  Este es el Hogar, El Cuaderno de Haku, Historias de Amistad, El Venti seis, y Cáncer en el corazón con un total de 1,112 Visitas.

Aun no sé cómo fue que hicimos para manejar dos Bloog al tiempo y cumpliendo con ustedes y conmigo mismo. Se nos va el año y ya estamos a mitad de camino para lo que será mi primer libro: Esperanza en la Oscuridad. Gracias por sus comentarios, que los leo todos, y los analizo detenidamente con mucho cariño y pasión. Nos vemos en otro post.  

Se Oscureció la Noche


Se oscureció la noche en mis ojos y me quede sintiendo el viento en mi piel
Todo está triste y veo tanto con poco.

Luces que no se encendieron
Corazones partidos
Barcos estancados en la orilla de la soledad y dolor, Esperando que alguien se les acerque y se siente a decir en el silencio lo que necesita el alma, lo que llora a secas la ausencia de un abrazo que dice: "aquí estoy".

Desde aquí se escuchan sonidos de celebración
Desde aquí se ven múltiples luces de colores
Pero aquí se baila con la mas chueca, con la mas sola y desahuciada.

Si alguien Cree en Los Milagros que me presente UNO
Si alguien Cree en el amor que muestre
Si alguien Cree, que me enseñe
Si alguien anda con Vida puede venir hasta aquí y contarme
Si alguien esta feliz puede acercarse y darme su abrigo
Pero si no tienen nada de lo anterior mejor ni lo piensen.

Sueño Con Mi Dolor


Lloró en el alma.  Tantas monedas y los demás. . .
Pero sigo cantando la canción que sueño y que no tiene fin. y es que soy el de las Piedras de barro, el de las letras que escribe, el del castillo congelado, el que llega y se marcha, el que colecciona lluvias, el que ama sus cuadernos. Soy aquel que sigue esperando, aún cuando va cayendo mi voz, aún cuando no es el mejor tiempo para esperar algo, porque sigo insistiendo y creyendo en el milagro y que cada noche pienso en ello como la primera vez. Estoy allí, en mi iglú, y me detengo en mí, hago la pausa donde no hay más por donde andar, y cae la pregunta para vos,  ¿Soy, que para vos?

tengo una silla blanca en mi iglú a la que llego cada noche después de recorrer un sol, de perder miradas, de pasar un día, unos momentos, es  allí donde me siento, y estiro mi cuerpecito, es allí donde yo sueño con mi dolor, donde sueño con hambre, donde sueño Deletreando silencios que tienen tiempo de lucha, de resistencia, de buen estar y no ocurre mucho, sólo arena que al final es polvo, con silencios infinitos en la vida que arden y que en medio de la aventura, de la improvisación toca sanarlos y sacarlos del paseo, pero, ¿cuando tiempo más . .  En la espera, en el aguante, en ver lo que no veo, en. . ? Parece ser la misma pregunta que hice anoche en mi iglú.

Tibio, claro, bajo. Mudo, pingüino, extraordinario, como sea, es mi  Vida que me pasa, que se pasa, y se ha estado pasando y aún no te hallo está vez. .