Aquel que está en el valle del desierto.


No pienso dilatar mi dolor. No quiero darle rosas a mi corazón herido, tampoco quiero mentir escribiendo que en los caminos de la vida solo hay luz sin oscuridad, que las compañías (amigos, familia) son abundantes y más cuando pisas el trayecto de la soledad, del abandono, de la tragedia, de la desesperanza, donde los egipcios y los samaritanos esperan por ti en cada esquina.
Yo estoy cansado de correr por la falta de oportunidades y de atención de una sociedad que apura. Yo estoy aburrido de tener que cumplir ante los padres, ante los amigos, ante la familia, ante todo aquel que espera algo de mí. Yo estoy hastiado, quizás pensativo ante la necesidad algo obligatoria de tener que ser  hijo, amigo, productor, editor, de que algún día tendré que ser padre, o algo en la vida para que digan algo bueno de mi, pero francamente pienso que algún punto de nuestra vida hemos pensando en la carga que nos imponen de tener que ganar, de tener que estar, de tener que ir, de tener que hacer, cuando uno verdaderamente no está bien , cuando uno está pasando un proceso complicado, cuando uno está en medio del valle de un desierto.
Sé que he mojado charcos de una soledad, que he pisado la necesidad, que he vivido algunas temporadas en la desolación, pero yo tengo letras y preguntas sin respuestas, tengo la foto de mi antepenúltimo llanto en el iglú, tengo la canción en mi mp3 donde grito tu nombre, tengo el boleto de recuerdo al valle del desierto, tengo eso y mucho mas y de corazón quisiera evitar en lo posible tener que pasar de nuevo por allí, tener que vivir o padecer ciertas circunstancias incomodas pero veo que es inevitable vivir, o pasar por estos caminos.
Yo perdí la cuenta de cuantas veces he participado en las olimpiadas de la depresión, no recuerdo bien las medallas que gane por meter la pata, tengo hasta las fotos de las veces que me perdí en el camino de la vida y sin duda alguna he participado en otras olimpiadas parecidas que no quiero recordar.
Sé que no es algo groso estar en algunas situaciones, pero “Consolaos”, habla con el corazón sincero a Dios, porque llega el tiempo de cumplirse, porque en medio de ese valle del desierto el mira tú Corazón, he allí donde aprendemos a “Soltar” para luego “Tomar” y eso no se aprende en el Reino de la Comodidad.
“Voz que clama en el desierto, preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios”. Levántate, y no temas en los sonidos del silencio, en los ruidos del corazón, en las olas de desánimos, en el doloroso silencio.

Ve lo que los demás no ven, y rechaza ver lo que otros ven”.
Cuando el mundo hable de falta de oportunidad, Dios habla de esperanza. Cuando la familia, el hogar habla de familia moderna y de divorcio y separación Dios habla de amor, de unidad. Cuando nadie te acompaña en las malas de noticias, Dios acompaña. Cuando nadie más hable sobre Dios, Tú habla sobre El, Tu habla con El. “Especialízate en Dios”, ve solo a Dios aunque no lo veas, aprende a encontrar abrigo en El y no dejes de Soñar.

El Haggaton De La Sociedad


Lastimosamente tengo que empezar diciendo que algunos o una parte de lo que nos rodea, nos ve como el “Haggaton de la sociedad”, como hormiguitas diminutas que solo sirven para hacer el trabajo de peones. Podríamos decir que somos los niños de menos madre, o en tal caso los renacuajos de la casa, los menores en el trabajo, y a los que no tienen en cuenta para nada. Lastimosamente estamos en una sociedad donde todo es apariencia, donde la belleza enmudece los corazones, donde el brillo tiene mucha aceptación, y donde la moda, los intelectuales, el estudioso y el dinero, es merecimiento de los grandes, de los fuertes y de los valientes.

En estos tiempos a nadie le gusta perder. A nadie le gusta volver a comenzar algo que ya había comenzado, a nadie le gusta servir y mucho menos que lo vean como el más pequeño, como el más débil de todos.

Muchas veces sin darnos cuenta nos escurrimos en nosotros mismo, sin darnos cuenta creemos lo que la gente dice de nosotros. Sentimos lo que la gente siente por nosotros. Recuerdo un chico loco como “Daniel”, el mismo que fue encerrado con unos leones, uno igual a  nosotros. En Daniel nadie creía, no creía sus hermanos, no creía el Rey, no creía el ejercito, no creía su Padre. El solamente era un chico normal que le creyó a Dios, creyó que podía vencer sus gigantes, sus miedos, sus emociones. Creía que aunque todos lo veían como un “Haggaton de una Sociedad” con luchas imposibles, luchas que son altamente mortales, sentimientos gravemente dolorosos, y  quizás luchas y conflictos que teóricamente ya están perdidas, quizás sueños mojados debajo de una almohada, pero hay un montón de gente que ve la victoria cuando todos ven la derrota.

No te dejes impresionar por lo que ves, Dios busca  tu Corazón. Dios busca a los “Don Nadie”, a los “desgraciadamente imperfectos”,  a los que la sociedad no ve, Dios lo ve y eso paga todo.

Aunque tu principio sea pequeño, tu postrer estado será muy grande.
Job 8.7

Una Niña llamada: "Amiga"



"Sal de esa tierra, Moisés" esa frase me ha puesto a pensar mucho y esa es la frase me la dijo hoy un gran amigo de trabajo y de vida. digamos que ese es el punto y el asunto que trato de no sentir, de no ver, de hacer que no esta pero que si esta y el ultimo escrito en mi bloog que escribí fue:  "Corriente Subterránea" y escribí de eso. Escribí de echarle arena a algo que se siente, a algo que no he querido tocar, que no he querido que me duela y este loco se dejo usar por Dios y vuelve a tocar el mismo punto que no quiero tocar, que no quiero decidir aun. Aparte de eso termina la tarde hablando de mi, termina diciendo algunas cosas que debería hacer, termina tocando la canción que yo no deseo cantar aun, y se va de la oficina  molestándome con lo que siempre me ha venido molestando y es una niña que ambos conocemos, una niña que conocí hace dos años exactamente, una chica que la conocí en circunstancias extrañas,donde yo vivía de manera permanente en una depresión y me había alejado de Dios, y mucho menos quería asistir a una iglesia. Hubo una chica llamada Eddy que me invito,que insistió a que fuera a su iglesia y lo logro. yo asistí ese sábado y no me pregunten como fue que yo termine allí delante aceptando lo mal que estaba con Dios. Esa semana le envié un correo electrónico al pastor y no me respondió, recuerdo que asistí el siguiente sábado al servicio, y todo termino allí, me fui y en esas semanas yo había estado hablando con una niña de esa iglesia que me había agregado a mi facebook, la misma niña que me molesta el loco que se dejo usar por Dios en mi oficina, y esa niña fue la respuesta que el pastor me dio para mi vida, para un proceso de liderazgo que no sabia que iba a realizar con ella, y hablo de "Marcela Lopez Ponce". Una chica que usa paraguas para mi lluvia, que me aguanto lo que quizás no tenia que aguantar, y que apesar de todo lo que hecho aun sigue allí.

Yo tengo que decir que el proceso de liderazgo que ella tubo conmigo fue complicado, porque yo era complicado, yo no me dejaba, pero hoy solo esto es una excusa para decirle a ella que es una gran mujer, que me ha enseñado a "Esperar Pacientemente lo bueno y disfrutar la Espera", y no es fácil hacer eso, no es nada fácil, pero lo ha hecho con su vida, y eso ha sido un espejo para mi. He aprendido a caminar por toda la 72 con ella buscando zapatos, y que difícilmente le gustan, y bueno ahí me enseña a esperar de otro modo. Las personas llegan y muchas se van, las personas entran en nuestros corazones y algunas dejan cicatrices, otras dejan flores hermosas, y ella; Marcela es un amor. Recuerdo el día que mi tio murió, y luego al dia siguiente tenia encuentro, y fue una experiencia increíble, y si aun todavía tengo en mi cajita la carta que me dio al finalizar el encuentro.

Alguien te quiere y te corrige. alguien esta allí del otro lado cuando uno esta mal, no es sencillo de hallar. tengo una amiga genial, y estoy orgulloso de tenerla como amiga. Me ha costado porque no es sencillo encontrar una amiga real en el camino de la vida, no es re fácil aceptar tener a alguien que este dispuesto a estar allí en medio de lluvia, y que ella tenga un paraguas allí para lidiar con las tormentas que se me presentan. Bendigo el día en que la conocí, Bendigo el momento en que la vi, Bendigo su vida. Bendigo lo ella ha hecho en mi vida porque ella es la definición de una niña llamada: "Amiga".

Corriente Subterránea.


Líos, Problemas y conflictos que nunca faltan en la la vida de cualquier persona con cualquier nombre y posición. No es difícil imaginar lo que significa vivir y estar pie cada día y a su vez tener una mente positiva sin quejarnos, sin cansarnos en algún momento por no resistir, por no encontrar una respuesta positiva que nos alegre el corazón. 
En medio del afán del reloj, en medio del estrés de encontrar, en medio del apuro por ser alguien, en medio de la obligación de conseguir logros, títulos, y más que buenos resultados, nos tropezamos con situaciones difíciles de manejar, difíciles quizás de sostener por nuestras propias manos y en muchos casos no siempre es guerra abierta, no siempre estamos listos para continuar, no siempre estamos preparados.

Muchas veces el conflicto en nuestra vida es una “Corriente Subterránea”  de molestia al pretender lo que queremos, de ira en un lugar que quizás para muchos no es hogar, de miedos al caminar por la vía de la vida que lleva muchas sorpresas , de arriesgar y correr en nuestro presente, de intentar perdonar a quién nos ha lastimado, de soltar algo que amamos por alguien, o por algo y que sabemos que esta allí, que entendemos que sigue allí  y simplemente le echamos  tierra tratando de pasar los días como si nada estuviera pasando, pero  realmente no “Decidimos enfrentar”. Pasamos los días sentados, quizás esquivando eso que tenemos allí, sabiendo que existe algo que arreglar, entendiendo que hay algo mal, que hay algo chueco que no deja, y para no sentir Dolor, nos permitimos vivir en una corriente subterránea.
Escondernos trae un alivio temporal, pero un día cualquiera te tropiezas con quien te lastimo, una hora cualquiera el globo se revienta, un lugar cualquiera pierdes la oportunidad y tarde o temprano debemos.

Cuesta vivir. Cuesta aprender. Cuesta valorar. Cuesta escribir y decirles que la noche llega, que el invierno suele aparecer y que debemos tener la firme decisión de aprender,  de corregir y  aceptar sacar por la fuerza cualquier dolor. Sé que la realidad quizás no es que sea muy alentadora, y menos cuando está mezclada con un tanto de llanto y verdad, pero aunque no entendamos en muchas ocasiones ¿el porqué? ¿Ni él para qué? Solo les podre decir que hay alguien que nos ama, que nos quiere y sabes qué significa eso? Eso significa que JESUS ya aprendió a AMARNOS, que JESUS siempre nos AMA  y entonces quiere decir que si eso es así, significa que debemos confiar en Él, y debemos hacerlo, y de ese modo podremos ser curados, podemos ser sanados y no estar corriendo, huyendo de las cosas y situaciones que nos lastima y que muchas veces decidimos estar en una Corriente Subterránea.

Tu Ausencia En El Final


Un mes más y no pasa nada
Un día mas y ya es normal
La fecha de vencimiento llega
Los finales incomodan
Y darse cuenta mucho más.

Los recuerdos se pasean
La dulce melancolía
De lo que fue
De lo que pudo ser
Pero no fue.

Un adiós que no es un hasta luego
Unas cenizas que no jugaron con fuego
Un amor que lo dijo todo
Unos ojitos que vieron corazón
Y un hasta nunca que no esconde un ojala.
Sueños perdidos en la ilusión
Una promesa que se termino
Una flor que se marchito
Un invierno que lo acabo
Y unas palabras con viento.

Cerca muy lejos
Sintiendo sin pensar
Queriendo sin estar
Intentando sin moverse.
Llora el corazón
Lagrimas con razón
Palpita el globo
Siempre fue dentro, nunca afuera
Sin entusiasmo, sin emoción
Pero difícil es cuando las cosas pasan
Y ya las dulces letras quedan
Donde los momentos no se olvidan
Pero ya es hora de irme
Ya no cambiara nada
Por eso es tu ausencia en el final.