Una Piba Grosa

Me he sentado varias veces frente a mi libreta tratando de escribir sobre ella, y me resulta complicado hacerlo. Tengo que decir que he perdido un poco el contacto con esta niña que a mi parecer a soportado demasiado de mi, ha estado en algunos momentos no muy bellos en mi correr por la vida, y a decir verdad no se como hace para estar todavía allí.Pero también debo reconocer que las personas no se quedan a nuestro lado por que si, ni se quedan para ser lastimadas, ni mucho menos agredidas. Pero también soy consciente que llevamos un buen tiempo andando en estos caminos angosto, y complicados, llenos de nieve, inviernos, y fuertes vientos, en donde muchas veces se sale lo que llevamos dentro y lo que en mas de algunas ocasiones quisiéramos nunca sacar al aire.Tengo que decir que para todo esto, esta chica de quien les hablo debe "Amar".


La conocí hace cuatro años, cuando yo andaba perdido . . "Perdido", si como su palabra lo dice :perdido en toda su expresión, no sabia que quería, ni a donde quería llegar, ni mucho tenia muchas ganas de conocer, ni entablar una relación de amistad, quizás siendo algo injusto podría decir que no sabia que era una amistad real y verdadera. y la conocí, la conocí cuando ella estaba en sus comienzos, en sus enredos de la vida, en su andar medio oscuro y lleno de lodo, y en donde Jesús era todo lo que tenia, y yo? pues yo era una niño que a penas salia de su cueva, que a penas asomaba su cara al mundo, y que empezaba a rozar con unos chicos que hoy en día en mi globo tienen el nombre de la "Monada", un día de estos les diré como aparecieron ellos en mi vida.Pero hoy les hablo de una niña que hasta el sol de hoy, sigue siendo mi amiga, quizás un poco diferente, y yo no creo que las relaciones sea lineales, que así como empiezan asi terminan, no lo creo, yo debo reconocer que yo cambie, quizás algunas cosas no muy buenas y otras tantas de gran significado. Ella es una "Piba Grosa", que se llama "Aura", una chica que sin querer queriendo se gano mi confianza, y el cariño que todavía existe, una niña que para esos días era lo poco que tenia, era una verdadera amistad infundada en la confianza que todavía se sostiene.


Difícil es permanecer al lado de alguien, estar confiado en esa persona, quererla a pesar de que te falle, a pesar de las cosas que se van dando y que quizás te hacen daño sin querer. Aprender a estar no es de todos, es complicado pero tengo que decir que ella había cumplido la misión: "estar". y la verdad que "Estar" con este niño desfachatado para esos días es realmente una locura, una locura entenderlo, comprender lo, estar y sacarle palabras, sentimientos, y lagrimas, y ella es una "Héroe", lo logro y aunque luego de un tiempo yo me fui, yo me aparte, queriendo en cierto modo llamar la atención y luego de eso señalar, y juzgar,  aun así en medio de todo eso ves que esa persona sigue allí, sin reclamar, sin decirte ¿porque lo haces de ese modo? entonces yo tengo que decir que es una amiga del alma, alguien que realmente te conoce, que se da cuenta cuando finjo estar bien y no lo estoy, cuando mis ojitos empiezan a brillar por alguien y sin decirle nada lo nota, o cuando las cosas están alreves y solo quiero morir, entonces yo también tengo que decir que soy afortunado en tener una amiga como esta. Resulta fácil decir la expresión "Amigos", pero resulta muy "Difícil" serlo en toda su expresión .Hoy por hoy son muy pocos los que en verdad me conocen, y los que en verdad me conocen tanto como para hacer una pausa en su agenda por este niño.


Hoy es distinto, hoy me visto muy diferente a como lo hacia hace años, hoy hay algo mucho mas que ver, y que dar, hoy soy el resultado de lo que hace Dios a través de una verdadera amistad, y hoy quiero escribirle esto a una de mis pocas amigas y en quien este pequeño tanto confía, y que Dios nos ayude a conocerle mas a esta "Piba Grosa".

Dias de Calendario

La mayoría de nosotros nos imaginamos despertar en la vida y saber en qué día estamos, y qué hora es. Realmente no imagino vivir la vida sin un calendario, sin un reloj.
Corremos
Descansamos
Despertamos
Trabajamos
Estudiamos
Salimos
Venimos
Llegamos
Y  hacemos cientos de cosas sujetadas al tiempo. Dios por su parte no corre al compas del tiempo, podría decir que él tiene su propio tiempo, que a el no lo motiva la tiranía de nuestro tiempo, la tiranía de lo urgente. Cuantas veces nos desesperamos por alcanzar lo que queremos? ¿Cuántas veces hacemos del “Atajo” la vía mas rápida y peligrosa en nuestro caminar? Y cuál es el resultado muchas veces? A veces perdidos, desorientados, sin gasolina para seguir, estrellados, confundidos en la vía, viéndonos devolver y coger el camino que desde el principio debimos tomar.

Nosotros los humanos queremos las cosas, los sueños, a nuestro antojo, a nuestra forma. Somos como niños grandes que todo lo queremos ya, donde la mayoría de veces andamos pidiendo y exigiendo descuento, rebaja para que el precio y el costo no tenga tanto dolor, ni sacrificio.
Estos meses he visto el paso del tiempo en una decisión de tiempo complicada. He visto la decisión marcada y colgada en un número del calendario. He visto pasar día tras día esperando que eso llegue a su fin, pero es un grave error pensar de este modo. La decisiones de tiempo  no son así, no son por papelitos en el calendario, ni es la espera de algo, digamos que de ser así solo estaría sufriendo, estaría perdiendo tiempo y agotándome internamente y emocionalmente para que un día en el calendario lo abandone todo.
Paciencia? Alguien le gusta esperar? Creo que a nadie, pero digamos que los que esperan con paciencia son esos locos y atrevidos que ven lo que nadie ve: Fe. Son esos que ven en la paciencia y en la fe algo que se desarrolla como un “Amor Terco”. Entonces la formula seria [Paciencia2+ Fe] = Amor Terco
Sin embargo debemos aprender a tener paciencia para vivir felizmente dentro del tiempo. La paciencia significa “Confiar” en que Dios está obrando aun cuando sentimos que no esta allí con nosotros. La paciencia es el principio de gratificación retardada. Cuando esperamos por lo bueno de Dios en la vida la apreciamos mas, Lo que esperamos lo valoramos mas. Pero. . . ¿Qué me preocupa respecto al tiempo  de Dios en mi vida?