Corriente Subterránea.


Líos, Problemas y conflictos que nunca faltan en la la vida de cualquier persona con cualquier nombre y posición. No es difícil imaginar lo que significa vivir y estar pie cada día y a su vez tener una mente positiva sin quejarnos, sin cansarnos en algún momento por no resistir, por no encontrar una respuesta positiva que nos alegre el corazón. 
En medio del afán del reloj, en medio del estrés de encontrar, en medio del apuro por ser alguien, en medio de la obligación de conseguir logros, títulos, y más que buenos resultados, nos tropezamos con situaciones difíciles de manejar, difíciles quizás de sostener por nuestras propias manos y en muchos casos no siempre es guerra abierta, no siempre estamos listos para continuar, no siempre estamos preparados.

Muchas veces el conflicto en nuestra vida es una “Corriente Subterránea”  de molestia al pretender lo que queremos, de ira en un lugar que quizás para muchos no es hogar, de miedos al caminar por la vía de la vida que lleva muchas sorpresas , de arriesgar y correr en nuestro presente, de intentar perdonar a quién nos ha lastimado, de soltar algo que amamos por alguien, o por algo y que sabemos que esta allí, que entendemos que sigue allí  y simplemente le echamos  tierra tratando de pasar los días como si nada estuviera pasando, pero  realmente no “Decidimos enfrentar”. Pasamos los días sentados, quizás esquivando eso que tenemos allí, sabiendo que existe algo que arreglar, entendiendo que hay algo mal, que hay algo chueco que no deja, y para no sentir Dolor, nos permitimos vivir en una corriente subterránea.
Escondernos trae un alivio temporal, pero un día cualquiera te tropiezas con quien te lastimo, una hora cualquiera el globo se revienta, un lugar cualquiera pierdes la oportunidad y tarde o temprano debemos.

Cuesta vivir. Cuesta aprender. Cuesta valorar. Cuesta escribir y decirles que la noche llega, que el invierno suele aparecer y que debemos tener la firme decisión de aprender,  de corregir y  aceptar sacar por la fuerza cualquier dolor. Sé que la realidad quizás no es que sea muy alentadora, y menos cuando está mezclada con un tanto de llanto y verdad, pero aunque no entendamos en muchas ocasiones ¿el porqué? ¿Ni él para qué? Solo les podre decir que hay alguien que nos ama, que nos quiere y sabes qué significa eso? Eso significa que JESUS ya aprendió a AMARNOS, que JESUS siempre nos AMA  y entonces quiere decir que si eso es así, significa que debemos confiar en Él, y debemos hacerlo, y de ese modo podremos ser curados, podemos ser sanados y no estar corriendo, huyendo de las cosas y situaciones que nos lastima y que muchas veces decidimos estar en una Corriente Subterránea.

0 comentarios: