¿Donde esta el consuelo?


Me aislé de quienes me rodeaban.. Es como estar de pie en un campo abierto al comienzo de una nevada. Cuando los pequeños copos de nieve te van cubriendo lentamente, hasta tapar toda la imagen y forma .Es allí cuando ya es difícil que los demás distingan al que esta de pie. 
¿Donde esta el consuelo? 
Las profundas depresiones tienen hojas en la historia, tiene voces, recuerdos y pozos profundos. El dolor, la duda y la depresión se acumulan hasta producir un trastorno profundo y absoluto y es allí, en ese momento donde deberían intervenir los demás, aquellos amigos, aquellos que solemos llamar familia, aquellos que pertenecen a una sociedad para poder absorber una partecita del dolor, de una desilusión, de un silencio que quizás se hizo eterno, porqué en esto que algunos no logran entender y que es depresión pues no se logra ver con claridad, porque la mente se nubla por la tristeza, por la culpa. El dolor en cualquier circunstancia es inimaginable, el dolor llega a ser terrible. El hecho de perder a alguien que se quiere, que se ama y que ya no esta, tener la indiscutible sensación de sentir un vacío en el corazón y ver que lo que te rodea no te llena o tener la culpa abrumadora de que todo lo que pasa es por uno son una de las tantos caos que produce el dolor.
Pero ¿puede algún dolor ser peor de lo que se siente?
 De lo poco o mucho que he sobrevivido creo que no, el dolor llega  como los días, llega sin los avisos, el dolor tiene la característica de ser único, personal, intransferible, en donde las emociones se alteran, las oraciones nos reprimen, el ruego es débil, la paciencia no existe no se conoce, el presente aturde, y  el tal consuelo no llega, no quita el dolor. El dolor te marca, para algunos de forma permanente, a otros momentáneas y en muchas circunstancias pierde intensidad, pero creo que no se olvida, es como aquel amigo viejo que cualquier dia aparece. Algunos llevamos una conciencia de muerte que nos altera nuestra vida y llega a ser tan profunda que nuestra mente se va nublando hasta llegar al punto de no importarnos nada y pensar a sentir aquella abrumadora y maligna palabra de suicidio como la salida para dejar de sentir dolor, porque a nuestra mente y nuestro corazón ya se canso de vivir un infierno y es donde la esperanza esta totalmente desbaratada.
Puedo decir de esto muy poco, mis palabras no ofrecen solución, algún alivio no es suficiente. El suicidio siempre obliga a los amigos, a la familia y aun a algunos conocidos y a mi que pensé en preguntar y llevar la palabra depresión a su caos ultimo y preguntar:en donde esta el consuelo?O en donde estaba el consuelo para esa persona que no pudo mas y decidió suicidarse? Creo fervientemente que el suicidio no es la salida a tanta oscuridad, pero para los que se han ido, los que optaron por esa salida no pueden respondernos ,es un paso irreversible y horrible y si tan solo hubieran podio darle mas tiempo al consuelo y esperar en el cuarto del dolor, del desastre, de la soledad, de aquella injusticia y se hubieran aferrado a la esperanza  que Dios traería en un dia, quizás todo hoy fuera diferente. Creo que una de las formas para aliviar un dolor, o para bajarle el tono del caos a la depresión es le arte de escuchar a aquellas personas que pueden padecer, o que un día de tantos pasan por este laberinto, el arte de escuchar es muy poco practicado por estos tiempo de estrés máximo, por las carreras del éxito, y el afán de conseguir cosas  y desactivamos la gran oportunidad que tenemos de llevar consuelo  y dar el verdadero Amor de Dios atreves de nosotros. El tal consuelo requiere paciencia, no llega en un día para otro. Al principio es complejo de entenderlo, de sentirlo, de verlo llegar pero  no obstante esperar con paciencia  llega el consuelo y el alivio para el alma. E l consuelo recibido por Dios se manifiesta de muchas formas y los que han sufrido saben lo que digo el consuelo recibido por el creador es una sensación una convicción, un presentimiento de estar solo, llega como la oración mas sencilla y con sinceridad en el lenguaje de amor que Jesús nos da. No permitas que por causa de cualquier persona pierdas la fe en Dios, al contrario que esas personas te recuerden que el Dios de toda consolacion quiere que seamos sus consoladores para aquellas personas que han perdido la capacidad de esperar en si mismas. (2 de Corintios 1:3-6).

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias, que orgullo me da ser el primero en dejar un comentario, como ven, el resto del planeta les gusta leer curiosidades de hollywood mientras otros solo son felices aprendiendo de la vida, de lo que somos y sentimos, y del verdadero significado de estar aqui en la tierra, alejado de toda esa vanidad y superficialidad reinado por mentes huecas...